Descubre los misterios de la fisiología humana gratis a través de imágenes de anatomía, esquemas y claras explicaciones sobre el funcionamiento de tu organismo. ¿Conoces los tipos de células que forman tu corazón y qué músculos son los responsables de la respiración? Aprende cosas curiosas y divertidas sobre las diferentes partes de cuerpo humano, el aparato digestivo, la sangre, el sistema nervioso, el ADN, los órganos vitales y las glándulas que regulan el metabolismo. Aquí tienes gratis todo lo que necesitas, desde una definición general de la fisiología humana hasta textos de aplicación en la vida diaria: como explicaciones didácticas sobre conceptos de nutrición, consejos para adelgazar y mantener tu salud o el significado de algunos términos fisiológicos de anatomía deportiva.

Fisiología aparato digestivo

Cuatro procesos o funciones se dan en el viaje que el alimento realiza desde la boca al ano, de su estudio se encarga la fisiología del aparato digestivo. En pdf o ppt lo resumes. La deglución, la digestión, la absorción y la evacuación son las cuatro funciones, y deben aprenderse de esta forma, pues se realizan de forma secuencial a lo largo del aparato digestivo. En la boca, se inicia la deglución, que es la capacidad de ingerir el alimento preparándolo de forma adecuada, e impulsándolo hasta el estómago. La digestión es la capacidad del cuerpo para dividir los alimentos en fragmentos diminutos, invisibles incluso al microscopio humano: los nutrientes. En la fisiología del aparato digestivo, distinguimos las de tipo físico y la que genera cambios químicos. Ambas empiezan en la boca, por la masticación (física) e insalivación (química). Los enzimas, amilasas, presentes en la saliva son capaces de realizar la hidrólisis de las cadenas largas de cadenas de carbono del almidón o el glucógeno. El estómago continúa la labor, y se culmina en el intestino delgado con las secreciones del páncreas, el hígado y el mismo intestino.

La tercera función de la que nos habla la fisiología del aparato digestivo es la de absorción, que tiene lugar en los intestinos, y por fin la última, la evacuación de los desechos a través del ano. Los nutrientes una vez han sido divididos a su mínima expresión es cuando pueden atravesar la membrana de las células intestinales y pasar a la sangre. La absorción de estas sustancias: lípidos, vitaminas, proteínas y glúcidos se da en el intestino delgado, a través de sus paredes. Las microvellosidades y pliegues de esta sección del tubo digestivo, permiten absorber más rápido los nutrientes. La fibra también es importante, pues modifica la fisiología de dos formas: mejora la motilidad intestinal y ralentizar el proceso digestivo, bajando los índices glucémicos del alimento. El intestino grueso es el encargado de absorber el agua restante una vez se ha terminado la digestión. También en el colón se trabaja para mejorar la evacuación fecal, una función que se puede asignar al ano, el último órgano del aparato digestivo.