Descubre los misterios de la fisiología humana gratis a través de imágenes de anatomía, esquemas y claras explicaciones sobre el funcionamiento de tu organismo. ¿Conoces los tipos de células que forman tu corazón y qué músculos son los responsables de la respiración? Aprende cosas curiosas y divertidas sobre las diferentes partes de cuerpo humano, el aparato digestivo, la sangre, el sistema nervioso, el ADN, los órganos vitales y las glándulas que regulan el metabolismo. Aquí tienes gratis todo lo que necesitas, desde una definición general de la fisiología humana hasta textos de aplicación en la vida diaria: como explicaciones didácticas sobre conceptos de nutrición, consejos para adelgazar y mantener tu salud o el significado de algunos términos fisiológicos de anatomía deportiva.

Glándulas paratiroides

Las hormonas son moléculas que tienen efectos con concentraciones muy bajas, por ello parte de las glándulas son de pequeño tamaño, como la pineal que es apenas del tamaño de una lenteja o la hipófisis que sólo tiene un centímetro de longitud. También las paratiroides son glándulas endocrinas diminutas, localizadas en el cuerpo humano en la región de la garganta, junto a la glándula tiroides. Su función es la producción de la hormona paratiroidea para regular la concentración exacta de calcio extracelular, elemento fundamental en la fisiología humana y de todos los mamíferos. ¿En qué interviene el calcio? ¿Qué sistemas pueden verse alterados ante una variación de los niveles de este mineral? La contracción muscular, la secreción glandular y la coagulación sanguínea son los tres procesos más importantes donde interviene el calcio, pero también participa del metabolismo de todas las células del cuerpo. Tan importante es la regulación de este mineral, que la ausencia de glándulas paratiroides supone graves episodios de contracciones musculares involuntarias que terminan en la muerte física.


En el humano las glándulas paratiroideas están en el número de cuatro, ubicadas por parejas tras la tiroides, dos arriba y dos abajo. Su peso varía en entre 25 y 50 mg, y tienen un forma lenticular de 5 mm x 4 mm x 2 mm. Según dice D. W. Fawcett en su tratado de histología es posible encontrar glándulas accesorias o situadas más abajo de la tiroides en más de un 5% de las personas. Tienen una vascularización muy rica gracias a las arterias tiroideas, que son muy voluminosas teniendo en cuenta las dimensiones pequeñas de las glándulas paratiroides. Asimismo están rodeadas de una delgada cápsula donde llegan los vasos linfáticos, nervios y vasos sanguíneos, extendiéndose por las trabéculas hacia el interior del órgano. El tejido de las glándulas paratiroides está formado por diferentes células, las principales se encargan de la producción de parathormona, además hay células oxifilas de mayor tamaño (entre 6 y 10 micrómetros) que se tiñen con fuerza con eosina. Éstas otras son accesorias, aunque de ellas se desconoce su función exacta y se acepta que en realidad son células madre o precursoras que están en un estadio intermedio de maduración celular.