Descubre los misterios de la fisiología humana gratis a través de imágenes de anatomía, esquemas y claras explicaciones sobre el funcionamiento de tu organismo. ¿Conoces los tipos de células que forman tu corazón y qué músculos son los responsables de la respiración? Aprende cosas curiosas y divertidas sobre las diferentes partes de cuerpo humano, el aparato digestivo, la sangre, el sistema nervioso, el ADN, los órganos vitales y las glándulas que regulan el metabolismo. Aquí tienes gratis todo lo que necesitas, desde una definición general de la fisiología humana hasta textos de aplicación en la vida diaria: como explicaciones didácticas sobre conceptos de nutrición, consejos para adelgazar y mantener tu salud o el significado de algunos términos fisiológicos de anatomía deportiva.

Tejido adiposo, blanco y marrón

Cada tejido del cuerpo humano tiene una función, la del tejido adiposo es primordial pues permite guardar energía en forma de lípidos para poder usarlos en un futuro próximo cuando el cuerpo necesite esas reservas energéticas. Los adipocitos son las células que almacenan el excedente de calorías diarias de una dieta en la que no se ha balanceado adecuadamente las entradas y el consumo de energía del cuerpo. El origen de los adipocitos son las células madre mesenquimales que generan los diferentes tejidos conjuntivos, siendo el tejido adiposo junto al hueso uno de los más especializados. Como tejido conjuntivo tiene una inevitable función de rellenado por ejemplo cuando ocupa regiones subcutáneas. Otra función que no debemos olvidar es la protección mecánica de los órganos, formando una envoltura grasa alrededor de cada uno que sirve como amortiguador ante impactos de todo tipo.

Los dos tipos de tejido adiposo son:

- Tejido unilocular o adiposo blanco. Es el único presente en el adulto humano. Sus células o lipocitos, tienen una única gota de lípidos en estado líquido-gel que ocupa casi todo el interior de la membrana. El núcleo y el resto del citoplasma quedan en un lado y ocupando una área muy pequeña. Los lipocitos forman la grasa blanca, se hacinan bajo la piel formando fascículos lobulares. La función especial del tejido adiposo blanco es que sirve como aislante térmico, motivo por el que resulta más abundante en los animales que tienen una genética aclimatada a entornos fríos o incluso polares.

- Tejido multilocular o adiposo marrón. Tiene una función especial, producir calor. Está presente en otros animales y en el bebe durante los primeros meses de vida. Para conseguir desarrollar su función las gotas de lípidos son más pequeñas y tienen una cantidad importante de mitocondrias (el orgánulo encargado de catabolismo celular, y en este caso de quemar grasas). Gracias a la llamada grasa parda, el cuerpo del recién nacido es capaz de transformar un gran cantidad de lípidos en un incremento de temperatura sin necesidad de tiritar. En el adulto esta capacidad es suplida por la actividad de órganos internos como el hígado y por el sistema muscular, que puede generar calor con las contracciones vinculadas al movimiento, o con el tiriteo.