Descubre los misterios de la fisiología humana gratis a través de imágenes de anatomía, esquemas y claras explicaciones sobre el funcionamiento de tu organismo. ¿Conoces los tipos de células que forman tu corazón y qué músculos son los responsables de la respiración? Aprende cosas curiosas y divertidas sobre las diferentes partes de cuerpo humano, el aparato digestivo, la sangre, el sistema nervioso, el ADN, los órganos vitales y las glándulas que regulan el metabolismo. Aquí tienes gratis todo lo que necesitas, desde una definición general de la fisiología humana hasta textos de aplicación en la vida diaria: como explicaciones didácticas sobre conceptos de nutrición, consejos para adelgazar y mantener tu salud o el significado de algunos términos fisiológicos de anatomía deportiva.

Vasos sanguineos: arterias, venas y capilares

En la red de vasos sanguíneos que distribuyen la sangre por el cuerpo distinguimos los mismos entre arterias, venas y capilares. En su anatomía podemos ver diferencias substanciales, pero primero abordemos su función y definición.

Las arterias son los vasos sanguíneos que conducen la sangre del corazón a los órganos. No exacto decir que son los vasos sanguíneos que conducen la sangre rica en oxigeno, ya que las arterias pulmonares conducen el aire cargado de Co2 a los pulmones, tal afirmación solo es cierta para el sistema circulatorio sistémico. Las arterias son vasos especializados en amortiguar la presión sanguinea de los latidos del corazón.

Las venas son los vasos sanguíneos que conducen la sangre de los órganos al corazón, son vasos especializados en impedir el retorno venoso, la circulación inversa de la sangre. No es exacto decir que son lo vasos que conducen la sangre pobre en oxigeno, y abundante CO2 al corazón, debido a que las venas que provienen del pulmón transportan sangre recién oxigenada.

Los capilares son los vasos sanguineos en los que se realiza el intercambio de nutrientes, de la sangre con los tejidos, son muy finos y están especializados en permitir un filtrado selectivo de los componentes de la sangre y en el intercambio de gases y nutrientes.