Descubre los misterios de la fisiología humana gratis a través de imágenes de anatomía, esquemas y claras explicaciones sobre el funcionamiento de tu organismo. ¿Conoces los tipos de células que forman tu corazón y qué músculos son los responsables de la respiración? Aprende cosas curiosas y divertidas sobre las diferentes partes de cuerpo humano, el aparato digestivo, la sangre, el sistema nervioso, el ADN, los órganos vitales y las glándulas que regulan el metabolismo. Aquí tienes gratis todo lo que necesitas, desde una definición general de la fisiología humana hasta textos de aplicación en la vida diaria: como explicaciones didácticas sobre conceptos de nutrición, consejos para adelgazar y mantener tu salud o el significado de algunos términos fisiológicos de anatomía deportiva.

El sudor, que es y para que sirve

El sudor es una secreción glandular, una secreción acuosa generada por la piel, a través de las glándulas cutaneas sudoriperas. El sudor es generado a lo largo de toda la piel, pero la concentración de glándulas sudoriperas más elevada en ciertas zonas del cuerpo (cabeza, rostro, cuello, axilas, palmas de las manos, pubis...) hace que la sudoriación sea más abundante en las mismas. Agua, sales, urea y aminoacidos son los principales componentes del sudor.

¿Cuales son las funciones del sudor?

- Función excretora: El sudor es un filtrado de la sangre, por lo que al igual que la orina permite la limpieza de productos de desecho de la sangre. La urea es uno de los componentes básicos del sudor. También ayuda a eliminar productos tóxicos como el tabaco o el alcohol, los cuales impregnan con su olor el sudor.
- Función protectora: El sudor junto al sebo forman la emulsión epicutanea que recubre la piel, formando una capa acida (pH 5,5) que impide la proliferación de microorganismos sobre la piel humana.
- Función termoreguladora: Ayuda a bajar la temperatura del cuerpo.
- Función de identificación: El olor generado por los microorganismos que proliferan en el sudor es distinto en las diferentes especies animales, razas humanas, e incluso individuos. Este olor corporal tiene una función identificativa y social, aunque el olfato humano cada vez es peor.