Tejido oseo: tejido óseo esponjoso y compacto


Hay dos tipos de tejidos óseos

Tejido óseo esponjoso:
Tiene una estructura irregular formada por cavidades y trabéculas (columnas de tejido óseo).

Tejido óseo compacto:
Llamado también tejido óseo denso o duro, y su estructura es radial y bastante regular.
Hay canales a lo largo del hueso por los cuales pasan venas, capilares y nervios. Los canales corren en paralelo y a su alrededor se forma el tejido óseo de forma concéntrica. También existen canales perpendiculares a estos que comunican los anteriores


En la imagen vemos el tejido oseo compacto en el exterior, con sus canales y vasos sanguineos, y el esponjóso en la cara interior.