Huesos como organos: Tipos de huesos



Podemos considera cada uno de los huesos individuales del cuerpo humano como un órgano, pues están compuestos por distintos tipos de tejidos (no solo tejido óseo), y tienen formad definidas. El femur tiene una forma definida, el hueso frontal del craneo tiene forma definida, lo mismo el astrágalo en el pie, la rótula de la rodilla y otros huesos...

Tipos de huesos
Hay cuatro tipos de huesos en función de su forma:
- Huesos planos: son aquellos que cubren órganos vitales, creando espacios protegidos. Un ejemplo es el hueso frontal del craneo.
- Huesos cortos: huesos pequeños y densos, preparados para soportar pesos importantes. Como el astragalo en el pie.
- Huesos largos: asociados a las extremidades y a los músculos generadores de movimiento. Un ejemplo es el femur, y otro las falanges de los dedos.
- Huesos irregulares: son huesos con formas irregulares, que se generan por la fusión de varias piezas oseas o cartilaginosas, como por ejemplo el hueso sacro, que viene de la fusión de varias vértebras.

Los huesos supernumerarios, son aquellos que no son comunes a todas las personas, por ejemplo huesos pequeños extras en los pies.